Accesibilidad y adaptación de viviendas para personas discapacitadas.
La disponibilidad de viviendas adaptadas a personas con movilidad reducida es muy escasa, y sin embargo muy necesaria. Existen muchas viviendas que pueden transfromarse en espacios cómodos y confortables, para aquellas familias que cuenten con un miembro con problemas de movilidad.
Viviendas adaptadas

ADAPTACIÓN DE VIVIENDAS PARA PERSONAS CON DICAPACIDAD

IMG alt="baño adaptado"
La   reforma   del   interior   de   una   vivienda   para   hacerla   accesible   a   personas   con   limitaciones   funcionales   es   generalmente   posible   ya   que   la   distrubución   interior   se puede   modificar   y   la   gama   de   recursos   disponibles   para   conseguir   la   accesibilidad   es   muy   amplia.   Un   proyecto   de   adaptación   de   vivienda   debe   especificar   muy bien   los   resultados   requeridos   de   la   adaptación,   en   función   de   las   limitaciones   concretas   de   los   habitantes   de   la   vivienda.   El   coste   de   reformar   una   vivienda existente a las condiciones requeridas por sus habitantes es reducido y existen ayudas o subvenciones para adaptar los espacios a una persona con discapacidad. No   todas   las   viviendas   son   susceptibles   de   ser   adaptadas   y   entre   las   que   lo   son,   unas   requieren   más   obras   que   otras,   por   eso   es   importante   que,si   va   a   adquirir una   vivienda   de   segunda   mano   para   adaptarla,   antes   sea   asesorado   por   un   profesional,   para   que   analice   las   posibilidades   de   cada   vivienda   y   el   coste   y   dificultad de las adaptaciones necesarias.
ENLACES DE INTERÉS:
Baremos de accesibilidad en reformas de vivienda: Una vivienda adaptada es aquella que trata y cuida el diseño respondiendo a las necesidades de las personas que la habitan. En definitiva se trata de que el espacio del hogar en que se vive, esté preparado y adaptado para poder llevar una vida diaria normal. En la vivienda: Las puertas deben tener un ancho especial de 80 cm cómo mínimo. Los pasillos serán anchos para permitir el paso de una silla de ruedas. En el acceso a la vivienda y desde la calle se incorporarán, rampas, pasamanos, ascensores, y toda la ayuda técnica que se necesite. En caso de existir ascensor, preferiblemente que sean dos, por si falla uno de ellos. En caso de tener garaje, su acceso, será hasta él. Las persianas serán automáticas para facilitar su funcionamiento. Las ventanas han de ser correderas para que sea más cómoda su utilización. En caso de vivir solo, se recomienda disponer de un servicio de teleasistencia. Los pestillos de la puertas deben abrirse desde fuera igual que desde dentro. Los interruptores de luz estarán señalizados con una luz indicativa para informar de su situación. Los cables de luz nunca deben de estar por el suelo. Salón: Los muebles no llevarán esquinas o ángulos redondeados para evitar golpes. No son aconsejable las alfombras, u optar por las que no resbalan y se adaptan bien al suelo. Son preferibles los apliques en pared o lámparas de techo, para evitar cables por el suelo. Los enchufes estarán a la altura necesaria de la persona que los utiliza. La domótica en este espacio ayuda a mejorar la utilización de algunos aparatos electrónicos.
Dormitorio: Amplio y espacioso con buena iluminación. Las puertas de los armarios han de ser correderas. Los interruptores de luz estarán señalizados con una luz indicativa para informar de su situación. Situar al lado de la cama algún mobiliario como por ejemplo una silla, esta facilita el levantarse. Si es posible, la calefacción será por suelo radiante.
Cocina: El  espacio será diáfano y amplio. Los muebles no deben de tener esquinas para evitar golpes. Los electrodomésticos estarán adaptados a las necesidades de cada uno, haciendo posible su fácil acceso. Tener extintores localizados en varios sitios de la vivienda. Tener detectores de gas y humo en la cocina. Los enchufes estarán a la altura de la persona que vive en el hogar y nunca estarán cerca de los fregaderos. Para cocinar es mejor utilizar la luz en vez del gas. El suelo ha de ser antideslizante. Los grifos serán de tipo monomando.
Para   adaptar   una   vivienda   es   necesario   realizar   un   proyecto   de   adaptación   en   el   que interviene   el   propio   afectado,   su   médico,   y   un   grupo   de   profesionales   especializados   en rehabilitación,   tecnología   y   obras   de   adaptación.   Una   vez   realizada   la   fase   de   consulta procedemos    al    levantamiento    de    planos    y    diseño    detallado    de    las    ayudas    técnicas, teniendo muy en cuenta las limitaciones del afectado y su ergonomía. Arq   &   Reformas   cuenta   con   más   de   15   años   de   experiencia.   Nuestro   equipo   de   técnicos está   especializado   en   el   diseño   y   adaptación   de   entornos,   productos   y   servicios   accesibles ofreciéndole    un    apoyo    técnico    experto    en    cuestiones    de    accesibilidad,    discapacidad, ergonomía y seguridad.
Baño: La puerta del baño será de 80 cms. y abrirá hacia fuera o será corredera, y con maneta. Previsión del espacio necesario para la maniobrabilidad de los usuarios  en silla de ruedas. Todas las griferías serán monomando. A ambos lados del inodoro se colocarán dos barras de ayuda, la del lado de la transferencia abatible y la otra fija. El borde superior del inodoro estará de 45-50 cms. de altura para equipararse con la altura del asiento de una silla de ruedas. La cisterna será de tanque bajo y con descarga de pulsador. La bañera, en uno de los extremos, tendrá un poyete para sentarse y una barra de ayuda a una altura de 60 cms. La grifería se situará en el centro. El espacio para la ducha tendrá unas dimensiones mínimas de 80x120 cms. y a ras del pavimento colindante. La grifería se sitúa en el lado más largo a una altura entre 90-120 cm. Se coloca también una barra de ayuda.

Si   

desea   

recibir   

asesoramiento   

gratuito   

sobre   

las   

posibilidades   

de

adaptación   

de   

su   

vivienda   

actual   

o   

tiene   

intención   

de   

comprar   

una

vivienda  

de  

segunda  

mano  

para  

adaptarla  

y  

quiere  

saber  

si  

es  

posible,

contacte con nosotros llamando al

91 008 99 42