Se   trata   de   un   apartamento   en   el   municipio   de   El   Escorial.   Los   propietarios   deseaban   tener   un   refugio   de   fin   de   semana,   lejos   de   la ciudad,   y   encontraron   esta   antigua   buhardilla   en   desuso,   que   disponía   de   una   esplendida   cubierta   de   madera.   El   espacio   era   reducido   y estaba compartimentado, así que la idea fue crear allí un apartamento diáfano tipo loft. En   esta   reforma   tratamos   de   buscar   la   inspiración   en   lo   autóctono,   recuperar   los   materiales   originales,   y   potenciar   la   imagen   de   la cubierta. Buscamos una reinterpretación de la estética rural, en un proyecto contemporáneo. Con   un   presupuesto   muy   reducido   colocamos   una   pequeña   cocina   abierta   al   estar,   y   rehabilitamos   el   baño.   Los   suelos   son   continuos   de cemento   pulido,   evocadores   del   aspecto   de   las   casas   de   campo.   La   paredes   se   han   pintado   de   blanco   para   no   restar   protagonismo   a   los techos y aportar mayor luminosidad al espacio. Madera natural combinada con piedra, textiles, acero y superficies en blanco. Sereno, duradero, atemporal.
X X