ARQUITECTURA
Estudio de arquitectura dirigido por Eloísa Martínez Sellés. Arquitecta licenciada en La Universidad Politécnica de Madrid. Desde el año 2000 de trabaja como arquitecto independiente desarrollando distintos tipos de trabajos profesionales; proyectos de edificios residenciales, viviendas unifamiliares, naves industriales, y edificios administrativos. Los últimos años ha centrado su actividad en la construcción de viviendas bioclimáticas.
PROYECTOS DE OBRA NUEVA

Viviendas eficientes con Certificado energético “A”

El uso de la energía es uno de los indicadores más difundidos como unidad de medida de impacto ambiental, ya que expresa en consumo de recursos no renovables, y las emisiones contaminantes de un edificio.
TUS SUEÑOS PUEDEN HACERSE REALIDAD

Proyectos de arquitectura y obra nueva en Madrid

Si   estás   pensando   que   necesitas   una   vivienda   personalizada,   y   exclusiva,   necesitas   un   buen profesional que convierta tus sueños en realidad, y no en una horrible pesadilla. Si   no   todas   las   familias   son   iguales,   ¿Por   qué   todas   las   casas   disponibles   en   el   mercado   sí   lo son? La   construcción   de   una   nueva   vivienda   es   un   proceso   complicado,   en   el   que   influyen   múltiples factores a tener en cuenta. La   elección   de   la   parcela   va   a   condicionar   todo   el   proyecto,   es   importante   fijarse,   en   la orientación,   soleamiento,   vientos   dominantes,   desniveles,   accesibilidad,   vistas,   y   conexiones urbanas.   Además   hay   otras   circunstancias   que   van   a   afectar   al   precio   de   la   vivienda,   como   el tipo de terreno, si dispone de los suministros básicos, y el arbolado existente. La   normativa   urbanística   que   afecta   a   la   parcela,   es   otro   dato   que   debemos   saber   antes   de adquirirla,   ya   que   determinará   la   superficie   máxima   que   se   puede   construir,   el   número   de plantas   y   las   características   estéticas   permitidas,   materiales   y   colores   de   fachadas,   cubiertas inclinadas   o   planas...   En   algunos   municipios,   estos   parámetros   son   muy   restrictivos,   y   quizá no se adapten a nuestras expectativas. En Arq & Reformas, podemos asesorarte gratuitamente sobre la elección de tu parcela. La   elección   del   arquitecto   que   va   a   realizar   el   proyecto   de   tu   vivienda   es   un   aspecto   esencial para   que   el   resultado   sea   el   mejor,   y   esto   quiere   decir,   que   el   presupuesto   de   la   obra   esté controlado,   que   los   sistemas   constructivos   empleados   sean   eficientes   y   adecuados   en   cada caso,   que   el   resultado   estético   sea   el   esperado,   y   que   el   confort   de   tu   vivienda   sea   prioritario en el proceso de diseño. El   presupuesto   más   económico   no   siempre   va   a   ser   el   mejor,   puesto   que   un   pequeño   ahorro en   los   honorarios   facultativos,   no   resulta   significativo   en   comparación   con   el   ahorro   que puede   producirse   al   construir   una   vivienda   bien   proyectada   y   eficiente.   Para   una   vivienda   de calidades   similares,   el   diseño   afecta   tanto   en   el   presupuesto   de   obras,      que   puede      llegar   a duplicarlo,   y   posteriormente   en   el   mantenimiento   de   la   casa,   las   facturas   pueden   llegar   a disparase   si   no   se   cuenta   con   un   diseño   práctico   y   sostenible.   Por   eso,   lo   lógico   sería   elegir   un arquitecto    que    tenga    experiencia    en    estas    cuestiones,    y    conozca    las    últimas    inovaciones disponibles, y que no se deje llevar únicamente por los aspectos estéticos. El    resultado    visual    es    fundamental,    desde    luego,    y    nuestro    arquitecto    debe    realizar    un proyecto   personalizado   y   adaptado   a   nuestro   gusto,   pero   la   funcionalidad   de   la   vivienda   es tan   importante   o   más,   y   no   debe   supeditarse   al   resultado   estético.   De   nada   nos   sirve   tener una   casa   preciosa   si   tenemos   que   estar   todo   el   día   subiendo   y   bajando   escaleras,   o   si   la distancia    desde    la    cocina    al    comedor    estan    grande    que    al    final    no    resulta    práctica.    Hay muchos   factores   de   la   vida   cotidiana   que   un   arquitecto   debe   tener   en   cuenta   en   el   proceso   de diseño,      dado   que   las   rutinas   familiares   son   diferentes   en   cada   caso,   tendremos   que   explicarle con   precisión   al   arquitecto   nuestro   programa   de   necesidades   para   no   dejar   el   más   mínimo detalle al azar.
Parece   que   en   lo   último   que   pensamos   es   en   lo   que   estéticamente   no   se   aprecia,   sin   embargo lo   que   marca   la   diferencia   entre   una   buena   y   una   mala   casa   es   precisamente   el   grado   de confort   que   consigamos   con   su   diseño.   Invertir   en   aislamiento   para   optimizar   el   gasto   de energía,   supondrá   un   importante   ahorro   en   el   futuro   en   climatizacón,   y   la   vivienda   resultará más   ecológica.   Las   instalaciones   deberán   estar   especificamente   diseñadas   para   mejorar   la eficiencia y aumentar el bienestar de la vivienda.
Viviendas bioclimáticas
Cuando   decides   construir   una   vivienda,   rehabilitarla   o reformarla    es    el    momento    de    pensar    en    verde.    Una vivienda   bioclimática   aprovecha   los   recursos   naturales para proveerse de lo que necesita. Se   trata   de   reducir   el   consumo   de   energía   y   aumentar   el confort   de   la   vivienda,   empleando   los   medios   a   nuestro alcance.   Introducir   estos   parámetros   en   el   proyecto   de una    casa    nueva,    es    fundamental,    para    rentabilizar    la inversión de una obra. Todos    queremos    que    nuestra    casa    sea    calentita    en invierno   y   fresca   en   verano,   luminosa,   fácil   de   mantener, y económica. Y   todo   eso   se   puede   conseguir,   empleando   criterios   de sostenibilidad en el momento de planificar la obra. El    coste    de    la    obra    no    es    superior    al    de    cualquier vivienda,    simplemente    una    vivienda    bioclimática    está bien    pensada,    y    eso    repercute    inevitablemente    en    la salud y bien estar de sus habitantes. Una    vivienda    eficiente    tiene    un    coste    superior    en    el mercado,   ya   que   aporta   un   valor   añadido   a   la   casa,   y   es más fácil de vender.
Hay   muchos   factores   a   considerar   cuando   se   diseña   una casa    bajo    criterios    bioclimáticos,    la    distribución    de    la vivienda    bioclimática    tiene    que    tener    en    cuenta    la orientación,   la   salida   del   sol,   la   vegetación   existente,   los vientos   dominantes...Y   organizarse   para   aprovechar   los factores ambientales en su propio beneficio. En   verano   debe   protegerse   del   sol   y   crear   ventilaciones naturales   que   refresquen   fácilmente   el   ambiente,   y   en invierno    intentaremos    captar    toda    la    radición    solar disponible   para   calentar   la   casa,   disminuyendo   todo   lo posible las pérdidas. El    sistema    empleado    para    calefactar    la    vivienda    será altamente    eficiente    y    a    ser    posible    el    combustible empleado no generará emisiones contaminates. La   iluminación   diurna   será   natural,   y   la   nocturna   de   bajo consumo.    El    gasto    eléctrico    se    reducirá    al    máximo, pudiendo   incluso   emplear   paneles   solares   fotovoltaicos si desamos que nuestra vivienda se autosuficiente. El   agua   es   un   recurso   cada   vez   más   escaso,   y   existen sistemas    relativamente    económicos    que    permiten    su reutilización, por ejemplo, para el riego del jardín. Una   casa   es   biosostenible   emplea   materiales   naturales en    su    construcción,    a    ser    posible    de    la    zona,    los aislamiento   deben   pertimtir   la   transpiración,   y   regular   la humedad,   se   situarán   al   exterior,      la   envolvente   debe estar   realizada   con   elementos   que   dispongan   de   gran inercia   térmica,   los   acristalamientos   serán   con   cámara de   aire   doble   o   triple   y   el   vidrio   será   de   baja   emisividad térmica.   El   uso   de   sustancias   tóxicas,   muy   abundante   en pinturas,         barnices,         fungicidas         e         insecticidas comúnmente    utilizados    en    la    construcción    debe    ser evitado. El    espacio    exterior    debe    ser    tratado    con    el    mismo cuidado,   un   jardín   sostenible,   nos   evitará   muchísimos gastos   de   mantenimieto,   para   ello   es   fundamental   que la   elección   de   las   especies   se   adecue   al   clima   y   el   terreno disponible,    la    necesidad    de    riego    será    prácticamente nula,     y     los     sistemas     empleados     no     permitirán     el desperdicio   de   agua   en   ningún   caso.      A   pesar   de   ello,   la belleza   de   un   jardín   sostenible   puede   ser   sorprendente, y     no     tiene     nada     que     envidiar     a     cualquier     jardín tradicional.